Las cualidades del Maqui

El maqui (de nombre científico Aristotelia chilensis) es una planta de tamaño mediano que crece en el sur de Chile, cuyo fruto ha sido usado por mucho tiempo por los mapuches como un remedio natural. A este se le atribuyen poderosas propiedades antioxidantes que han hecho que muchos países se interesen en el maqui. Actualmente se le considera un superalimento, ya que cuenta con muchos beneficios para nuestro organismo. Antes de la llegada de los españoles, ya era consumido por la comunidad araucana. El naturalista e historiador francés que llegó a Chile, Claudio Gay, señalo en sus escritos de “Atlas de Historia Física y Política de Chile”, de 1844, que los mapuches lo utilizaban para fabricar chicha.

El maqui hoy en día se ocupa para fabricas jugos y mermeladas, e incluso para preparar curantos, con el empleo de hojas de la planta para tapar los alimentos. Estas hojas son brillantes cuando brotan y se pueden comer sin ningún problema en ensaladas y otros platos. El fruto tiene un color negro y su sabor es dulce. Se consume mucho en los sectores rurales, pero con el tiempo se ha ido expandiendo mucho a las ciudades. Cuando se consume, tiñe la boca de color violeta, algo característico. Su cultivo se extiende desde la IV región de Coquimbo, hasta la X región de Los Lagos.

Características terapéuticas

El maqui es un antioxidante potente, puesto que cuenta con altas cantidades de polifenoles, antocianinas y vitamina C, compuestos que combaten la oxidación del organismo, previniendo la aparición de cáncer, y disminuyendo el envejecimiento anticipado e las células. Además es una fruta antiinflamatoria, astringente y analgésica. Una de sus propiedades más interesantes, es su capacidad termogénica, lo que significa que puede incrementar la temperatura del cuerpo, logrando quemar más grasas. A los diabéticos les puede hacer bien consumirla, puesto que regular el metabolismo del azúcar en la sangre.

Para la piel puede constituirse en un gran aliado, especialmente en relación al estrés oxidativo que ocurre de forma natural en el organismo. Este es causa de la contaminación, del tipo de alimentos que consumamos, de los rayos solares y otros factores que intervienen en el proceso de envejecimiento de la piel. El maqui actúa sobre el óxido que se genera en las células. El maqui es un fruto que puede intervenir en la enfermedad del Alzheimer, por su contenido en antioxidantes que protegen a las neuronas y previenen afecciones neurodegenerativas.

Otra enfermedad muy conocida y que afecta a mucha gente en el mundo es la diabetes. Los diabéticos sufren de hiperglicemia, lo que genera que tengan más radicales libres de lo normal. Esto acelera el estrés oxidativo, que incrementa las opciones de tener problemas crónicos asociados a la diabetes. Algunas investigaciones han descubierto que el extracto de maqui, reduce el aumento de los índices de glicemia. El maqui ayuda al corazón. Esto, porque mantiene las arterias despejadas, luchando contra los radicales libres que generan óxido en el colesterol malo. Así se evita que el colesterol se aloje en los vasos sanguíneos, conformando placas que pueden producir problemas cardiovasculares o infartos.

Las hojas se pueden usar para tratar quemaduras y el jugo para dolores de garganta. Incluso, se pueden elaborar infusiones de hojas de maqui para tumores, heridas, garganta inflamada, fiebre, diarrea, o como analgésico. Esta fruta además es depuradora del intestino, pues contiene mucha fibra. Estimula el tránsito intestinal y lo limpia de grasa, mucosidad, y otros desechos. Limpia riñones y las vías urinarias. Por estas razones, es una fruta que se está exportando mucho a Estados Unidos, donde de comercializa mucho para hacer jugos o suplementos alimenticios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
 
Anuncios
Cocina Metabólica
Yoga Online
Revertir la Diabetes
Milagro para el Vitiligo